Nadar con ballenas jorobadas

Nadar con ballenas jorobadas

29 septiembre, 2018 2 Por Alberto


Nadar con ballenas en Tonga

Las ballenas jorobadas en el Reino de Tonga

El primer día, pudimos nadar con una madre ballena y su cría.

Así es, en las islas del pacífico, puedes nadar con ballenas jorobadas en el Reino de Tonga. ¿Cómo te quedas? Si te digo que la primera vez que me lo explicaron casi ni presté atención… Podría pasar como cualquier otra actividad acuática más, pero la verdad es que no, de momento, bañarse con ballenas jorobadas, se lleva la palma. ¡¡Y de calle!! Por si no habéis leído otros posts míos, aquí podéis leer más sobre todo aquello que nos pasó en Tonga la primera vez que vinimos.

Todo es distinto la segunda vez

Así es, cuando regresas a otro país por segunda vez, todo es distinto. Controlas los precios, las distancias e incluso puedes atreverte a planear moverte entre islas sabiendo que debes dejar un margen a las inclemencias metereológicas y así, no quedarte atrapado una semana en una isla esperando a que llegue el ferry.

Pero volvamos a las ballenas jorobadas

Después de regresar al Reino de Tonga sabiendo que queríamos nadar entre ballenas «saltarinas», el resto fue fácil. Para hacer los avistamientos hay 3 lugares: Vava’u, Ha’apai y ‘Eua.

Nuestra primera opción

Fue ir a Vava’u y hacernos una idea de las opciones y los precios que se manejaban allí. ¡Primera en la frente! Todos los Whales Watching de la isla, están bajo el control de extranjeros, la mayoría australianos y neozelandeses y la gente paga hasta 4000 USD por ir una semana a todo incluido. Por supuesto, ese precio está fuera de nuestro alcance y del alcance de la mayoría de gente… salvo para ellos. ¡Malditos bastardos! ¡Si que ganan pasta! En fin… Sin darnos por vencidos, preguntamos y preguntamos en otros sitios y encontramos que hacían salidas de un solo día por 500-600 TOP, que viene a ser unos 120-150 euros. Definitivamente, descartamos nadar entre ballenas a esos precios, sobretodo después de saber que no garantizan que los animales estén receptivos y puedas meterte en el agua. Por que claro, ¡pagas nades o no nades! Aún así, no son precios muy muy excesivos, los puede parecer… pero es que nadar con ballenas… buuuf!! ¡¡Es LO MÁS!!

La segunda opción

Barajamos la posibilidad de volver a Ha’apai… pero después de lo sucedido la primera vez que vinimos a Tonga, si nos pasaba lo mismo, ya no tendríamos ninguna otra opción para probarlo en ‘Eua. Así que a pesar de que Ha’apai fue uno de las mejores islas donde habíamos estado, nos fuimos directos a Nuku’alofa para coger el ferry a ‘Eua.

A la tercera va la vencida

Nadando con una ballena jorobada

Es una experiencia tan mágica, que podría hacerlo cada día de mi vida,

Y aquí, en esta pequeña isla. Donde solo hay dos empresas que tienen la licencia oficial para hacer el Whale Watching, conseguimos hacer una de las experiencias más inolvidables que cualquier ser humano puede llegar a hacer. De hecho, nos pareció «tan inolvidable» que la hicimos ¡¡ cuatro veces!! ¡Para recordarlo bien! No fueron todos los días iguales, claro, pero el primer día conseguimos nadar más de una hora y media. ¡Del tirón! ¡¡Dos ballenas para cuatro nadadores!! El peor de los cuatro días, «solo» pudimos nadar vente minutos… En fin, sobran las palabras. Solo hay que ver las imágenes.

Y todo por un módico precio

Así es, fuimos a parar seguramente a la empresa de Whale watching que son más honrados (de hecho es el único negocio llevado por tonganos). 3oo TOPS por cada día que lo hicieras. Y algo aún más importante: ¡¡NO PAGAS SI NO PUEDES BAÑARTE CON ELLAS!! Después de todo, conseguimos un precio aún menor porque nos quedamos a dormir en el mismo alojamiento que disponían que no era más que una casita familiar a la que le han añadido unas habitaciones y unos baños a compartir, en Tonga hay muy pocos resorts de lujo. Te aviso. En total, las cuatro inmersiones fueron 700 TOP. ¡¡¡SOLO 700 TOPS!!! 

Tonga y sus ballenas jorobadas

Tan pequeño y rodeado de tanta inmensidad.

Si nos hubiéramos quedado en Tonga quince o vente días más, hubiéramos seguido haciendo inmersiones cada uno de los días. Es una sensación tan espectacular, tan mágica, que podríamos hacerla cada día del resto de nuestras vidas.

Sin lugar a dudas, esta experiencia, se coloca en el TOP-1 del ránking de lo mejor de este viaje alrededor del mundo. Nadar con ballenas jorobadas es un imprescindible si te encuentras viajando por las islas del pacífico o si tienes pensado viajar a Nueva Zelanda o Australia, ya que desde allí, los precios son de risa y los vuelos duran unas dos o tres horas solamente.

Está claro que Tonga

Es mucho más de lo que parecía la primera vez. De hecho, me da igual lo «duro» o la «mal» que lo pasé la primera vez que vine. Volvería a venir una y mil veces más sin pensarlo. De hecho, ¡¡estoy seguro que VOLVERÉ!! La experiencia de nadar entre ballenas jorobadas, es algo indescriptible. Y es un deseo irrefrenable volver a repetir. No hay un solo día desde que nadé con las jorobadas en libertad, que no desee regresar para repetir. Lo dicho, volveré. Sé que volveré.

Blog de viajes Explora la Bola

Si tienes curiosidad también puedes entrar en este link. Te llevará directo al post de exploralabola sobre todo lo relacionado con la experiencia.

 

Deja tu comentario sobre alguna experiencia mágica y maravillosa que te gustaría poder hacer o que hayas hecho. Puedes ayudar a alguien a que definitivamente se lance a probarlo. ¡¡Que no te de vergüenza dejar un comentario!!

Apiádate de mí y haz clic en cualquier anuncio, a ti no te costará nada de nada y a mí me estarás ayudando.