El paraíso desquiciante de Tonga

El paraíso desquiciante de Tonga

1 junio, 2018 0 Por Alberto

Bienvenidos al Reino (a veces desquiciante) de Tonga:

.El Reino de Tonga puede ser aburrido y desquiciante. Pero si tenéis la ocasión no lo dudéis ni por un momento: ¡Venid!. Me daréis las gracias por la información. Y si no os pasa nada, ¡mucho mejor!
Pues tal y como explicaba en mi anterior post sobre Tonga, ya estoy en Ha’apai. Veníamos para una semana… pero esto es Tonga. Es una maldita realidad. Más te vale que vengas con tiempo y paciencia…

Me explico:

El ferry lento es recomendable para pequeños trayectos. Pero para largos trayectos, es mejor el rápido. Mucho mejor.

Si eliges el ferry lento desde Nuku’alofa a Vava’u, tendrás que dormir en las sillas o en suelo. Prepárate para unas 23 horas de “comodidad”. Viaja siempre en el “Fast”. Me lo agradecerás.

Al llegar a Pangai, lugar donde desembarcas, no encontrábamos las maletas. No las habían descargado así que tuvieron que buscarlas por las bodegas del ferry. Y es que la mujer que nos vendió los billetes había puesto que volvíamos a Nuku’alofa… En fín… Empieza mal la semana, esto pinta feo… ¡y acerté! La cosa siguió torciéndose… Un inciso… ¿Cómo puede costar el billete desde Nuku’alofa a Vava’u 150 TOP (son unas 8-10 horas en el ferry rápido) y desde Vava’u a Ha’apai que son las islas más cercanas, 100TOP? ¿Y otros 120 TOP para salir de Ha’apai y volver a Nuku’alofa? A nosotros, no nos salen las cuentas… Pero que sabremos nosotros… Estas cosas se escapan de nuestro alcance.

A lo que iba…

cuando llegamos a Pangai echamos un ojo a la búsqueda que habíamos hecho en internet de los alojamientos y fuimos en busca del que nos había parecido la mejor opción: Ducha con agua caliente, cocina y 45 TOP por habitación doble. ¡¡COJONUDO!! ¡Hemos triunfado! Por unos instantes parecía que la suerte se ponía de nuestro lado… y entonces… ¡Sí! ¡Has acertado! Ni agua caliente ni 45 TOP. Nos acababan de subir el precio en nuestra misma cara y no había agua caliente. ¡¡Oleé sus huevos!!



Seguíamos con el pie izquierdo…

Uoleva es una isla del reino de Tonga en la que si vas fuera de temporada de ballenas casi no tienes nada que hacer

Choza en Uoleva. Tendrás 12 horas al día para aprender a abrir cocos y tumbarte en la hamaca sin caerte.

Por aquí dicen que ellos son libres. ¿Libres? ¡Mis cojones! Para todo dependen del barco y que llegue en el día necesario. PARA TODO. Incluso para salir de la isla. La idea de que Tonga es un paraíso es cierto, pero a veces, el paraíso tiene su condena. O su lado menos paradisíaco… Decidimos ir a un “eco-lodge”. Que es la manera cool de decir que el sitio “ no tiene una puta mierda”. Así que dejamos reservado el mismo guest house para nuestro regreso , sí en el fondo nos mola eso de sufrir en los viajes… y partimos hacia la aventura. ¿Qué aventura? Pues el lugar es tan paradisíaco que pasarás 12h al día abriendo cocos y haciendo snorkel. Eso si no tienes suerte y el pesado que vive allí decide intentar ser tu amigo… Leffty… ¡¡madremía cómo está la peña!! Y no tienes escapatoria! Será como tu “ día de la marmota” personal.

“Todo queda en família…”

El negocio familiar lo tienen muy bien montado. Mucho. Te cobran lo que quieran por llevarte a la isla (40 TOP por persona) y allí 45 TOP por noche. Y ¿dónde está el truco? NO HAY ABSOLUTAMENTE NADA. N-A-D-A. NOTHING. Si no lo sabes, has de desayunar allí y comer allí. Solo 2 comidas al día. Así que si vas 1 semana…. ¡Un negocio redondo, vamos! Sobretodo porque luego descubrimos que el del barco era el yerno de los dueños del, seamos MUY generosos, hostel.



Pero como todo lo bueno, lo malo también acaba.

Y regresamos de nuevo a la isla de Pangai un lunes con la idea de regresar a Nuku’alofa al día siguiente. Pues bien. Hoy es ése “día siguiente”. Sí, aquí estamos. Por una maldita y extraña alineación planetaria, resulta que solo hay un día al mes en el que el ferry va a otra isla lejana y no regresa hasta el sábado… ¡Y siiií! ¡ES HOY! ¡¡Que viva nuestra buena suerte!! Si es que somos afortunados no, lo siguiente. Así que aquí andamos como almas en penas sin saber qué hacer ni a dónde ir. Nuestro avión sale el martes que viene. Toooooda una semana en la que encima, nos ha cerrado el mejor restaurante que teníamos al lado. Y lo mejor viene ahora…. Después de más de 30 minutos recorriendo tiendas regentadas por personas de china ( vamos, lo mismo que en España)  para buscar qué comer, con un sol de 30º C a la sombra y una vez lo teníamos todo dispuesto para prepararnos unos macarrones… descubrimos que como no ha llegado el ferry, no hay abastecimientos. Así que no hay gas para cocinar. ¡Para flipar!

Y con todo y eso,Tonga es el paraíso

Volvemos encantados de la gente, sus lugares y su gastronomía. Todo aquí tiene un aire completamente diferente, un ritmo más pausado y la sensación de que por mal que esté el asunto siempre siempre siempre acaba por salir el sol de nuevo. Y la verdad es que no te decepcionan. Cada uno de los minutos “malos” que tienes en estas islas, no tiene comparación ninguna con todo lo bueno que te ocurre en ellas. Un lugar al que sin ningún género de duda, volveríamos con los ojos cerrados.

Si queréis saber más cosas sobre el viaje de Tonga y qué se puede hacer allí, no os perdáis el enlace… https://exploralabola.com

Disfruten.


También puede interesarte...